¿Habilidad o Suerte? Qué es más Importante para Ganar en las Apuestas de Futbol

La mente humana suele hacer conclusiones basadas en patrones y en lo que uno percibe a primera instancia.

Es normal porque se nos facilita mucho más para agilizar los procesos rutinarios y, en consecuencia, nos facilita la vida cotidiana.

Cuando nosotros vemos que un delantero lleva 5 goles en 2 partidos, de repente hacemos la conclusión de que tiene “racha” goleadora. No obstante, es necesario evaluar qué tiros hizo, cuántos, a qué equipos, qué situación, entre otras variables.

Aunque hay delanteros natos en este planeta

Ahora…Cuando un delantero tiene “x” cantidad de goles, ¿qué es más importante, que los goles fueran por habilidad o que los goles fueran por suerte?

¿Qué sucede cuando un delantero “y” mete un gol fuera del área de 1 solo tiro contra otro delantero “z” que tuvo tres oportunidades dentro del área para anotar y el portero terminó tapando cada respectivo tiro?

Generalmente se escucha:

El delantero “y” fue efectivo y eso es lo que importa…Fue inteligente al tirar de lejos para sorprender al arquero

El delantero “z” tiene que afinar su puntería…Debe de practicar más su instinto goleador

¿A qué quiero llegar con esto?

En cada situación de éxito, siempre habrá una situación de suerte. Estar en el lugar correcto, en la posición correcta, elegir las decisiones correctas para que, con fortuna, salga lo que deseas de la mejor forma.

Es vital el poder distinguir los rendimientos de la suerte y los rendimientos de la habilidad para ser exitoso en las apuestas.

Son dos aspectos que van unidos, pero que necesariamente se tienen que diferenciar para saber el entorno global de cualquier situación.

¿Por qué hay algunos apostadores que ganan más dinero que otros?

¿Es fácil adquirir la habilidad para ganar dinero en apuestas de futbol, o es la suerte la que determina qué tan exitoso eres?

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los apostadores (O creo que todos) no les gusta para nada la idea de saber que el dinero que han ganado fue por suerte.

Sabemos que la ruleta es un juego de puro azar, y si alguien proclama en que es hábil en esto, entonces técnicamente tenemos un problema de definición entre habilidad y suerte.

Sin embargo, cuando son apuestas deportivas, los apostadores tienden a creer que sus acciones terminaron haciendo un impacto verdadero en sus ganancias. (Y dentro de esto hay muchos sesgos cognitivos que se tienen que manipular pero no nos meteremos en detalle)

No me malentiendan. No quiero decir que una persona que lee noticias, que ve partidos, que ve las tablas de posición, y que ve el día a día salga peor que una persona que tira una moneda al aire.

Es posible que en 2 semanas apostando, el personaje de la moneda gane más que el que ve las noticias, pero sabemos perfectamente que a largo plazo, el que ganará más será el que está informado.

Pero bueno…Si es que tu eres uno de lo que se informa como anteriormente lo mencioné, ¿qué pasa si no eres el único usuario que hace este procedimiento?

Prácticamente esta es una excelente decisión

En teoría, las cuotas en las casas de apuestas representan la probabilidad de que un resultado se de, y estas probabilidades se forman debido a la combinación de información de varios usuarios. (O mejor dicho sabiduría de las multitudes)

Si la mayoría hace lo mismo, ¿entonces qué se tiene que hacer?

El objetivo al momento de poner en riesgo tu dinero es que encuentres valor en el evento disponible.

Si las cuotas representan información, y tu tienes la misma información plasmada…¿Crees que vas a encontrar valor en esa cuota en específico?

Te lo digo de otra manera…

Supongamos que competidor “A” y “B” van a apostar en un partido cualquiera.

Ambos hasta ahorita saben que es un partido, y que forma parte de una jornada regular.

Las cuotas impuestas son 1.66 para local, 3.94 empate y 5.46 visita.

Por lógica, el favorito es el local por la cuota impuesta y porque juegan en casa. Mientras pasa el tiempo, más apostadores se enteran del juego y se empiezan a mover las líneas.

Digamos que ahora están a 1.62 para local, 3.91 empate y 5.57 visita.

Pero resulta ser que todos los competidores (Incluyendo el “A”) sólo saben que el favorito es el local y que juegan en casa, pero el competidor “B” se entera de que el estadio en donde van a jugar es un campo neutral.

Ahí es cuando se encuentra una apuesta de valor.

Es cuando tienes información que los demás no tienen, y la batalla no es contra las casas de apuestas, sino contra los demás apostadores.

Y ahora supongamos que el partido terminó en 1-1 y ningún competidor ganó por no poner empate.

¿Competidor “B” hizo algo mal? Por supuesto que no! Es solo un partido!

La “suerte” no jugó a su favor!

¿Pero qué pasará si es que sigue haciendo lo mismo? (Encontrando apuestas de valor)

Nuestro competidor “B” será el que ganará a largo plazo :)

Muchos apostadores se frustran por no ganar a corto plazo porque la suerte no juega a su favor. Otros apostadores se frustran a largo plazo porque siguen perdiendo, pero no hacen nada al respecto para tener información más valiosa. (O seguir estrategias, disciplina, etc.)

¿Qué es más importante a la hora de apostar? ¿Habilidad o Suerte?

Es mucho más importante la habilidad. Técnicamente entre más hábil eres más suerte tienes.

La suerte siempre estará presente, pero es tu decisión el cómo reaccionar a ello ;)

Author

Samo

No hay sensación más bella que el ver la pelota rodando