El Efecto Ancla en las Apuestas

No, cuando digo “Efecto Ancla” no me refiero a la consecuencia de poner un ancla en un barco.

No, tampoco me refiero a “Efecto Ancla” cuando un partido es “fijo” o “seguro”.

Mucho menos quiero describir algo relacionado a la caricatura de Popeye el Marino.

El Efecto Ancla es una consecuencia psicológica que automáticamente nos hace darle excesiva importancia a lo primero que nos mencionan, y como resultado tomamos decisiones en base a eso.

A la hora de tomar cualquier apuesta, si es que sabemos alguna “información” desde un inicio, eso hará que nuestra última decisión se incline a esa dicha “información”.

Esto es muy frecuente cuando no tienes idea de lo que se está hablando.

Por ejemplo, alguien te dice que está a la venta el último carro de energía solar (Adiós a la gasolina!), se dirige sólo, puedes ponerlo en modo manual, es de lujo, puede volar y también puedes viajar por carretera.

Tu no tienes idea de cuánto cuesta, y nuestro vendedor dice que el precio de venta es de $180,000,000 y está en promoción.

Por el simple hecho de que no sabes nada al respecto y porque nuestro vendedor dijo ese precio, entonces ese será tu “Ancla”.

Después a los días observas que en las noticias están hablando de un carro volador, solar, automático…Con las mismas características para acabar pronto…y el precio anunciado es de $135,000,000.

Puede ser que digas que está muy barato comparado con el que viste, y que posiblemente deberías de comprarlo. (Bueno si es que tienes el dinero)

Y puede ser que pienses que el vendedor te estaba estafando!

Así es como funciona el misterioso Efecto Ancla.

¿A todo esto que tiene que ver con las apuestas?

Buena pregunta.

Vamos a poner el caso en el que tienes $500 para apostar sobre un solo partido porque es la única opción que tienes. (Es una suposición nada más, afortunadamente se puede apostar a cualquier partido con un sin fin de opciones)

El partido que vas a apostar es el partido de Haka (Local) vs KPV Kokkola (Visita) en la liga de Finlandia.

¿Quién contra quién?

De hecho si son equipos que si existen y también es un encuentro que ya sucedió.

Pero para efectos de este ejemplo, supongamos que no ha sucedido.

Las cuotas iniciales son de** 2.8** para el Local, 3.30 para el Empate y 2.3 para el Visitante.

Por regla ya deberías de saber cómo funcionan las casas de apuestas, y al menos tienes una mínima idea de que el Visitante tiene las cuotas a su favor.

Pero antes de que empieces a analizar, resulta ser que llega una persona (Con aspecto de que es de Finalndia) y apuesta $10,000 a que va a ganare el Local.

Tu ya con haber visto eso obtuviste tu Ancla y tomas decisiones en base a esa acción por parte de nuestro amigo finlandés.

Y como no tienes idea del partido, ni de los equipos, ni de la liga, por lo tanto pensarás seriamente si el local va a ganar.

Hablando de “no tener idea”, he visto que hay gente que apuesta, y mete dinero en ligas donde no tiene gran conocimiento y a la larga terminan perdiendo.

Te advierto que es de ley NO realizar apuestas en ligas que no tienes idea.

Para finalizar, favorablemente el caso de Finlandia no es realidad, aunque por desgracia este efecto psicológico suele tomar demasiado valor en las apuestas.

Sin darte cuenta el “Ancla” ya invadió tu mente, y tu estimación para acertar un partido se desvía bastante.

Y en dado caso de que llegue a presentarse el “Caso Finlandés”, entonces debes de analizar el por qué estás apostando en ligas que desconoces.

Ah por cierto si es que tenías la duda o el interés, el Haka ganó 1-0 ante el KPV Kokkola y el encuentro se cumplió el día 10 de Junio del 2017.

Author

Samo

No hay sensación más bella que el ver la pelota rodando